Dedicados a la producción propia y a la venta de flores y plantas desde finales de 1800, Flores Vendrell comienza a tener presencia en el centro de la ciudad el día 6 de junio de 1924, en la plaza Emilio Castelar, hoy en día plaza del ayuntamiento, en uno de los kioscos japoneses inaugurados ese día por los reyes de Italia, aprovechando una visita de cortesía a nuestra ciudad.

Desde entonces hasta hoy se ha continuado una tradición familiar, consiguiendo una amplia experiencia en el mundo de la floristería, y la decoración natural y artificial. Hoy en día continuamos dando servicio a nuestros clientes en nuestra tienda situada en la A.V. Burjassot 166 bajo.